Sobre cajas de cartón ondulado

Vamos a contar un poco de historia sobre la caja carton ondulado….

Historia de la caja carton ondulado

Para empezar debemos decir que el inicio de las cajas de cartón tiene una larga y significativa historia. Los primeros pasos de la industria de caja carton ondulado tuvieron protagonistas que lo hacían todo a mano. Hacían a mano incluso la maquinaria. Sin embargo soñaban con métodos más rápidos de producción.

En 1883 Andrew Dennison usaba en banco de zapatero en USA. Lo hacía para fabricar cajas de joyería como protección de joyas y relojes de una tienda de su hijo.

En 1884 creó un dispositivo llamado half machine que significó el corte manual de los laterales. Las planchas se cortaban a medida y se colocaban en la máquina que hacía el hendido. Al mismo tiempo cortaba la esquina presionando hacia abajo.

En 1885 se desarrolló una tijera de mano. Esta cizalla se convirtió rápidamente en la principal herramienta para fabricar cajas de cartón.

Cizalla

El primer cartón ondulado

El primer tipo de caja carton ondulado dejaba mucho que desear. Eran muy poco resistentes y se deterioraban con facilidad en el transporte y almacenaje. Esta desventaja fue eliminada por Oliver Long. Al papel ondulado le añadió una cara exterior y una interior. Incluso lo patentó. Y así nació el cartón ondulado.

Posteriormente se presentaron numerosas patentes sobre el cartón ondulado. Estas patentes dieron a Robert Thompson, Henry Norris y Robert Gair el monopolio durante años.

Inciso sobre las caja de solapas

Robert Gair es considerado el padre del cartón plegado. Consiguió el reconocimiento gracias al desarrollo de una caja de cartón con hendidos y pegado de la solapa. Esa caja fue llamada ‘caja americana’ y su estilo es muy similar a la manera cómo se fabrican actualmente las cajas de cartón.

Caja carton ondulado

Caja americana

En 1879 un operario suyo realizó un error en una impresión y gracias a ello se dio cuenta de algo importante. Podía sustituir el sistema de ese momento por otro que le permitía cortar y hendir a la vez. Esto suponía una mejora sustancial en el proceso. También representó el inicio del proceso cada vez más en serie de cartón ondulado.

Más historia del cartón

Las primeras máquinas de Thompson, Norris y Gair tenían una dimensión muy pequeña. Apenas tenían de 30 a 50 cms. Sin embargo fueron aumentando sus dimensiones y tuvieron que se accionadas por correas.

Inicialmente los rodillos fueron calentados con inyectores de gas y después de vapor. Las hojas exteriores eran pegadas a mano con brochas.

El tamaño de la plancha era pequeño. El motivo era que el cartón ondulado sólo se utilizada como refuerzo interior. El embalaje exterior era de madera.

Sin embargo tener el cartón  masivamente no era suficiente. Había que convertir la plancha en caja. Y ahí entró la aportación de Robert Gair. Con su invento accidental que hemos comentado se produjo el ahorro de energía y tiempo necesarios para fabricar las cajas.

Hacia 1914 la empresa de Thompson y Norris desarrolló la caja económica de solapas. Son las que hoy conocemos como ‘cajas de cartón ondulado de aletas’. Y coincidió con el momento de desarrollo industrial de Norteamérica. Hay que situarse en ese momento. Con el auge de fabricar cualquier producto en masa, surge esta caja que asegura y protege.

Caja antigua

Evolución

Desde ese momento la evolución ha sido constante. Han ocurrido muchos cambios y el progreso no se ha detenido aún hoy. Se ha adelantado en materiales y en maquinaria. Las especificaciones técnicas de los papeles no dejan de mejorar y eso redunda en mejoras finales de las cajas de cartón. Y finalmente hay que añadir la capacidad de los ordenadores. Han aportado la velocidad necesaria para que los procesos de producción no dejen de mejorar.

En resumen, actualmente las cajas de cartón siguen siendo el método preferido para proteger y enviar productos. Lo único que puede cambiar es el método de comprarlas gracias a Internet. Sin embargo su uso sigue plenamente vigente.

Bibliografía :  http://cartonondulado.blogspot.com.es