la humedad y las cajas de carton

La humedad y las cajas de cartón

La humedad en las cajas de cartón

La humedad y las cajas de carton, he ahí un problema muy habitual del embalaje.

Son dos palabras cuya relación suele ser tormentosa. Vamos por partes. La humedad es algo que se suele sentir pero que no se ve. Se palpa, se siente, nos afecta a todos los seres humanos. Pero no se ve. Y afecta a todo objeto material también. En los metales se manifiesta con determinadas reacciones en su superficie. Y en cualquier objeto suele notarse de un modo u otro. Por supuesto en el cartón afecta, y de qué manera. Tengamos en cuenta que el cartón es lo que se llama un producto vivo.

A nivel del sector del cartón ondulado se esgrime muchas veces como excusa. Y suele ser como excusa de un mal comportamiento de la caja de cartón. Esto, muchas veces suele darse más por una mala planificación de las características de la caja que otra cosa. Realmente es así. Sin embargo el responsable final de todo es el fabricante. Aunque lógicamente hay factores como el precio final que influyen en todo.

la humedad y las cajas de carton

la humedad y las cajas de carton

 

La humedad y las cajas de carton

Vamos primero a definir ambos conceptos :

  • Cartón

Es un conjunto de papeles que en liso o en ondulado se unen con cola y almidón para formar una plancha. Los papeles pueden ser reciclados o papeles de fibra. Si son de un tipo u otro, el comportamiento final de la caja variará. Entraremos en esto un poco más tarde.

  • Humedad

Si buscas una definición verás que la más habitual es la siguiente. La humedad es el agua que impregna un cuerpo o es también el vapor presente en la atmósfera. Y esa humedad, ese agua, no se suele ver. Pero sí se nota. Y más en productos vivos como el cartón.

  • Un tercer concepto : producto vivo.

Un producto vivo como el cartón, lo es porque aunque esté terminado verás que puede cambiar su comportamiento en función de diferentes factores como la humedad o el tiempo.

Vamos a ahondar un poco más en este concepto. En fábrica recibimos continuamente materia prima en forma de plancha de cartón. Y ahí es cuando empiezas a notar que realmente algo pasa o puede pasar. Voy a poner unos ejemplos.

Ejemplos de la mala relación entre la humedad y las cajas de cartón

 A veces mi proveedor acaba de fabricar y pone una lona encima del palet. Lo hace cuando éste ya está en el camión. Y lo hace para traerlo y que lo podamos manipular. Bueno, pues ese acto de sacar un cartón humeante y taparlo con la lona, es malísimo. Es malísimo porque en el interior se condensa el vapor. Y esto repercute de forma dramática en la calidad final del cartón. Hasta el punto de hacerlo parecer deficiente. Yo he llegado a pedir una calidad alta de cartón y parecer una calidad media. Y todo por culpa de la humedad.

humedad en las cajas

humedad en las cajas

Otro ejemplo. Parece una excusa y un mal ejemplo, pero cuando tenemos un tiempo húmedo y lluvioso, debemos andar con ojo. Andar con ojo al fabricar, al almacenar. La humedad afecta al cartón y no fabricamos con un cartón húmedo. El resultado suele ser muy malo. Lógicamente dependerá también del tipo de caja que queramos hacer. Hay cajas que por su uso no necesitan una sensación de rigidez. Incluso me atrevo a decir que a veces se necesita esa pizca de humedad. Un cartón excesivamente reseco es el otro extremo. Dicho esto, en fábricas y almacenes puedes encontrar deshumidificadores. Son una solución.

Tipos de papel que reaccionan de un modo u otro frente a la humedad

La humedad y las cajas de carton son, por tanto, enemigas extremas. La humedad afecta en mal. Las cajas de cartón no pueden fabricarse o entregarse húmedas. Quizás haya sectores o productos donde esto no importe. Pero la sensación de tocar una caja húmeda se presta a pensar que te engañan. Que te han rebajado la calidad pactada. Y nada más lejos de la realidad.

Por tanto, debes ponerte en manos de un experto. Él será el primero en pensar en la relación entre la humedad y las cajas de carton. O debería hacerlo. Él debería ser el primero en planificar la caja para evitar esa mala relación. Y esto se puede hacer usando unos papeles u otros.

Papeles

Por una lado están los papeles reciclados o semi reciclados. Y por otro lado están los papeles de fibra. Veámoslos : los papeles 100 % reciclados son papeles que se han fabricado de la pasta de papel reciclado. Los de fibra son papeles fabricados desde la fibra. Los semi reciclados son papeles intermedios. Se fabrican con mezcla de pasta de fibra o pasta reciclada. Eso sí, todos son reciclables. ¿Y cuáles son los mejores contra la humedad? Sin duda el papel kraft, fibra, más resistente a la humedad.

¿Cómo los diferencio? Si tienes práctica, rompes un poco el papel y verás que el kraft tiene fibra. El reciclado no la tiene. También puedes hacer una prueba muy simple. Echa unas gotas de agua encima de cada papel que quieras testar. Verás que en unos, la gota cala rápidamente en el papel y lo deja blanco y húmedo. Eso es papel reciclado. Sin embargo si haces esto sobre una hoja kraft la gota no afectará y se quedará como tal encima. Como máximo la esparcirás. Eso sí, es papel, con el tiempo también le afectará.

El fabricante

El fabricante, tu proveedor, debe tener en cuenta todo esto. Él es quien debe asesorarte y darte a elegir. Evidentemente la mejor solución acostumbra a ser la más cara a nivel de precio. Pero el coste de enviar tus productos con cajas no adecuadas es mucho peor. Imagina que después de esmerarte en el cuidado del producto, la caja llega chafada. La humedad y las cajas de carton no son algo que pueda ser obviado tan fácilmente. O no debería.

Enlaces :